Adela Mac Swiney González (Málaga)

 

31 de agosto (Ibercine).- El actor, director y productor Antonio Banderas, quien dirigirá y conducirá junto con la periodista María Casado la 35ª edición de los Premios Goya el año próximo afirmó que la ceremonia será una corta, solemne y sobria.

 

A pregunta de Ibercine sobre los Goya 2021, que se entregarán el próximo 27 de febrero en el Teatro del Soho CaixaBank de Málaga, sur, Banderas sostuvo que “cortos, los quiero hacer muy cortos, con cierta solemnidad y sobrios, el humor no hay que desecharlo, el humor es necesario pero no quiero hacer un programa de humor”.

 

El actor subrayó que los Goya 2021 serán especiales “porque lo que ha pasado en este país ha sido muy serio”.

 

“Estamos aquí y estamos vivos”, dijo el actor que apenas la semana pasada anunció que se había curado del coronavirus Covid-19, el cual contrajo en una cena privada.

 

Banderas consideró que la entrega anual de los premios Goya son una ceremonia enormemente larga y explicó que pretende acortarlos.

 

“Yo he entregado un Goya a Isabel Coixet a las dos de la madrugada de un domingo y me preguntaba, ¿aparte de su madre, quién estará viendo esto?”, dijo, citando el caso de los Premios Óscar, que tienen la alfombra roja a las tres de la tarde y la gala sobre las cinco para finalizar a las nueve de la noche.

 

Tras insistir que el coronavirus ha supuesto un daño importante para el sector de las artes escénicas mientras que el cine de alguna manera ha podido defenderse, el presidente y director del teatro Soho de Málaga expresó que “vamos a ver como llegamos a febrero próximo y en función de ello tengo un plan A, un plan B, un plan C”.

 

Aseguró que la idea es que la mayor parte de los nominados estén físicamente en Málaga “y seguramente busquemos fórmulas para agrupar premios para que se den de una forma más directa y rápida”, aunque aclaró que necesita el compromiso de los nominados para entender la narrativa que se quiere establecer para que los premios sean flexibles.

 

El actor, quien manifestó su satisfacción de que los premios más importantes del cine español se entreguen en el Teatro del Soho, aseguró que también se le dará mucha prioridad a la música en directo, “que no haya nada enlatado, con música de verdad y un programa muy vivo, distinto a lo visto hasta ahora”.

 

Para el actor, productor y director, los próximos Goya serán diferentes. “Igual me doy con un cacharrazo pero esperemos que gusten”, abundó.

 

Por otra parte se refirió a su actividad en el Teatro del Soho, que afirmó es el “gran proyecto de mi vida” y de alguna manera va a “limpiar las películas” y dedicarse a esto.

 

No obstante dejó claro que “el cine no lo puedo dejar porque como me gasto tanto dinero en el teatro, necesito hacerlo para ayudarme, pero sí quiero trabajar menos allí”.

 

El intérprete añadió además que tampoco contempla dedicarse próximamente a la dirección o a la producción cinematográfica.

 

Sobre el Teatro del Sojo, expresó que “éste verdaderamente yo siento que es el proyecto de mi vida, de verdad lo siento, y le quiero dar mucho, no importa la cantidad de trabajo que haya que hacer, no importan los sudores que pueda generar, los problemas que se presenten, siento que es el proyecto de mi vida y cuando eso te pasa es maravilloso”.

 

Reiteró que seguirá haciendo películas y de hecho, luego de que los rodajes se paralizaron por la pandemia del coronavirus Covid-19, viajará en unos días a Alemania para continuar con “Uncharted“, la adaptación cinematográfica del videojuego del mismo nombre que será dirigida por el director de “Venom”, Ruben Fleischer.

 

A esto se suma que el próximo 18 de septiembre, “si todo va bien”, viajará a Madrid para reanudar el trabajo junto a Penélope Cruz y Oscar Martínez en “Competencia oficial”, dirigida por los argentinos Gastón Duprat y Mariano Cohn.