La convocatoria para la inscripción de películas se cerrará este 2 de mayo

Bogotá, 1 Mayo (Ibercine).- El Festival de Cine de la ciudad de Gramado en Brasil confirmó que realizará su 48ª edición del 14 al 22 de agosto de 2020 y la convocatoria para inscribir los filmes se cerrará este 2 de mayo.

Los organizadores del certamen dieron a conocer que se tomó la decisión de no aplazar el festival por la crisis mundial del coronavirus Covid19 durante una reunión virtual de la junta directiva de Gramadotur, que es la instancia de turismo y cultura responsable de la celebración del evento.

“Todavía estamos experimentando un período de gran incertidumbre mundial, pero nuestra voluntad es hacer que esta edición del evento sea más”, sostuvo el alcalde de la municipalidad de Gramado Edson Nespolo.

Aseguró que “Gramado comprende el significado del certamen para la cultura audiovisual del país y su realización es importante cuando comience la reanudación completa de las actividades”, aunque ante la situación que se vive habrá una reducción del presupuesto, “que ciertamente nos impactará” y aún no hay patrocinadores confirmados.

Según el portal de Gramadotur, “el equipo de contenido y producción continúa trabajando, planificando cualquier cambio que pueda ocurrir. El esfuerzo de Gramado para mantener el evento en el calendario del país no descarta adaptaciones en formato y regulaciones, medidas que aún no se han definido, pero que se presentarán durante el período”.

Los directores de cortometrajes nacionales, extranjeros y brasileños tienen hasta el 2 de mayo para completar las inscripciones en el sitio web https://inscricoescinema.com.br/pt/

El Festival de Cine de Gramado es un festival que se realiza anualmente desde 1973 en el mes de agosto, en la ciudad del mismo nombre (Río Grande do Sul, Brasil), en la gran zona gaucha que conforman Brasil, Uruguay, Argentina y Paraguay.

El Festival de Cine de Gramado entrega a los ganadores el “Kikito de Oro”, una estatuilla artesanal sonriente, creada por la artista Elisabeth Rosenfeld, como Dios del Buen Humor, que es el símbolo de identidad de la ciudad.