La nueva novela de Carlos Bardem “Mongo blanco” ganó este viernes 10 de julio el Premio Espartaco a la mejor novela histórica en el certamen literario “Semana Negra” de Gijón

Por Adela Mac Swiney. Gijón (España)

Gijón, 10 de julio (Ibercine).- El actor, guionista y escritor español Carlos Bardem presentó en la Semana Negra de Gijón, norte de España, su nueva novela “Mongo blanco”, una historia sobre el tráfico de esclavos que el autor desea que sea adaptada a serie de televisión y tener un papel en ella.

“Estamos en conversaciones para adaptarla a una serie. Yo empecé a ser actor y guionista, soy de los que me quedo siempre con el libro, creo que literatura y cine son lenguajes no sólo distintos sino antagónicos” declaró a Ibercine Carlos Bardem.

Bardem explicó que su nuevo libro es extenso y tiene una multitud de tramas y personajes que hacen difícil trasladarlo a una película.

En cambio, “una serie de varios capítulos yo creo que se puede hacer, una cosa mucho más fiel a lo que es la novela”, comentó.

Sobre si tendría un papel en la futura serie de “Mongo blanco” Bardem señaló que “espero que me den un papel porque si no me voy a enfadar mucho”.

“Mongo blanco” ganó este viernes el Premio Espartaco en la Semana Negra de Gijón, que distingue en el certamen literario a la mejor novela histórica.

La novela es una historia basada en hecho reales sobre Pedro Blanco, malagueño, uno de los grandes traficantes de esclavos del siglo XIX, y está ambientada en escenarios de España, Cuba y África.

En la presentación de su novela, en el Antiguo Instituto de Gijón, Carlos Bardem explicó que “Pedro Blanco era un monstruo, un señor que se dedicaba a una atrocidad y que revolucionó la trata de esclavos de alguna manera”.

“Yo digo que es el Pablo Escobar de la trata de esclavos, pero estos monstruos no son personas patológicas, sino creados por un sistema” añadió Bardem.

En la novela, tras la muerte de su padre, el joven malagueño Pedro Blanco se echa a la mar en busca de un futuro mejor.

Gracias a su pericia y fuerza de voluntad, escala posiciones hasta convertirse en “Mongo Blanco”, uno de los grandes negreros del siglo XIX, pero una traición provocará el inicio de su caída en desgracia.

Así se lo cuenta a su médico desde el manicomio en el que está encerrado sin sospechar que su historia todavía no ha terminado, ya que alguien de su pasado ha vuelto para cobrarse una deuda pendiente. En el ocaso de su vida tendrá ocasión de redimirse o ser finalmente víctima de sus excesos.

Bardem subrayó que la historia hace hincapié en “la banalización del mal” y recordó que durante los cinco siglos que duró la época de la esclavitud se calcula que doce millones y medio de africanos fueron sacados a la fuerza de sus países y vendidos en un tráfico trasatlántico.

“Mongo blanco” está basada en hechos reales pero con una trama de ficción y se enfoca en la participación de España en el tráfico de esclavos, algo que, apuntó Bardem, no forma parte del discurso oficial del relato de la historia del país.

Para el escritor y actor, en el trasfondo de esta novela hay un mensaje que pretende alertar a los lectores sobre lo peligros que pueden ser los discursos que justifican las atrocidades.

España, Cuba o África son algunos de los escenarios de este relato ricamente ambientado, profusamente documentado y escrito con un nivel de detalle y emoción asombroso, que ningún amante de la novela histórica, de aventuras o de la literatura en general podrá dejar pasar, indicó la organización de la Semana Negra de Gijón.