David del Río. Biarritz (Francia)

28 de septiembre (Ibercine).- El cine argentino inauguró y marca la pauta con una gran presencia y protagonismo de la trigésima edición del Festival de cine latinoamericano de Biarritz (Francia) que hoy celebró su primera jornada tras la inauguración de la noche pasada.

Una película argentina, “Piedra Noche”, de Iván Fund, inauguró el certamen que este año cumple treinta años y otra película del país sudamericano, “Jesús López” de Maximiliano Schonfeld, inauguró este martes las proyecciones de competencia, a concurso, del certamen del balneario vascofrancés.

Con la mayor parte de largometrajes de ficción y de documentales en competencia, el cine argentino “domina” este año la programación y la competencia del festival.

De las diez películas en competición en la selección oficial tres son argentinas, las ya citadas más “Fanny camina”, de Ignacio Mallorens.

Y de los diez documentales en competición, cuatro de ellos son argentinos: “Concierto para la batalla de El Tala”, de Mariano Llinás, “Adiós a la memoria”, de Nicolás Prividera; “Esquirlas”, de Natalia Garayalde; y “Qué será del verano”, de Ignacio Ceroi.

En la sección de cortos, la selección está más repartida, entre ocho países, pero el cine argentino está igualmente bien representado, con dos.

“En la programación de este año hay como de costumbre muchas películas argentinas” reconoció a IBERCINE el programador del festival, Nicolas Azalbert.

Según Azalbert “en los últimos años hay como una homogeneización de la producción argentina. Sin embargo continúan fuertes individualidades, personalidades argentinas que destacan, que siguen haciendo cosas muy interesantes como las tres películas de la competencia de largometrajes y las de documental de este año en Biarritz”.

El festival concluirá oficialmente el próximo domingo 3 de octubre y anunciará su palmarés la víspera.