Por Edelmiro Franco (Colombia)

Bogotá, 14 de Abril (Ibercine).- La séptima edición del Festival Internacional de Cine por los Derechos Humanos (FICDH) de Colombia, mantiene su celebración en las fechas del 21 al 28 de agosto próximos, y su modificación dependerá de la evolución de la pandemia del coronavirus Covid19, informó a IBERCINE su directora, Diana Arias.

“Debido al Covid-19 las fechas pueden cambiar”, reconoció la directora de este festival que nació en el 2013 como una necesidad de visibilizar, a través del audiovisual, la situación de los derechos humanos en Colombia y el mundo.

Las expectativas para agosto son tener una participación de al menos 60 películas de realizadores de Colombia y de otras partes del mundo y garantizar unas 250 proyecciones, indicó Diana Arias.

Según su directora, la séptima edición del certamen espera seguir contando con el reconocimiento mundial en el sector cinematográfico y contar con la participación de, al menos, diez directores internacionales.

“Esperamos contar con la presencia de académicos, líderes y protagonistas de las historias de reconciliación que se den en nuestro país y así conformar una agenda académica en torno al tema de la paz y la reparación como un derecho sumado a la reflexión de los diferentes temas que cada año se consolidan como un espacio imprescindible en Colombia” explicó Arias.

Para la edición del 2020, “la meta es consolidarnos como el espacio más importante de promoción y cultura en Derechos Humanos en Colombia y destacarnos a nivel Latinoamericano como un referente” subrayó Diana Arias.

Los organizadores pretenden “continuar expandiendo la cobertura del Festival a otras ciudades del país en su realización y mediante la etapa de circulación de su muestra audiovisual”.

“De esta manera alcanzaremos más públicos y acercaremos el cine a poblaciones sin oportunidades de disfrutar de este tipo de entretenimiento con enfoque en derechos humanos”, subrayaron las fuentes.

El FICDH hoy se plantea “como el principal escenario cultural del país en el que, a través de la experiencia del cine, se promueve la sensibilización y empatía por la defensa de los Derechos Humanos al conjunto de la sociedad colombiana”, de acuerdo a sus organizadores.

El certamen “se creó para generar un encuentro alrededor de la mirada audiovisual y promover un espacio de diálogo y reflexión para la opinión pública en búsqueda de la construcción de una posición crítica frente al contexto colombiano y el panorama mundial en el tema de los Derechos Humanos”.

El festival es organizado por la Fundación Impulsos, una productora bogotana que decide utilizar el cine como un escenario para documentar, preservar y contar lo que sobrevive de la violencia, de un conflicto armado, de la injusticia y la discriminación.