David del Río. Morelia (México)

22 de octubre (Ibercine).- Con ovaciones y aplausos, el gran cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu inauguró este sábado con “Bardo”, la película que marcó su regreso a México para rodar, la vigésima edición “aniversario” del Festival Internacional de cine de Morelia, consolidado como el principal festival de cine mexicano y una vitrina internacional del cine contemporáneo mundial.

El festival ha contado para celebrar tan señalada fecha con uno de los tres amigos, uno de los tres realizadores mexicanos junto a Cuarón y Guillermo del Toro que han encumbrado al cine mexicano actual en lo alto del cine mundial.

“Estoy emocionado, honrado, agradecido con este festival” declaró Iñarritu en la gala inaugural celebrada en el Teatro Matamoros de la capital del Estado mexicano de Michoacán, centro de México.

El realizador, quien participa por quinta vez en el Festival, destacó el “prestigio internacional” adquirido por el certamen del que dijo recordar “como nació, se desarrolló y se ha fortalecido” hasta convertirse en uno de lo más “vibrantes” del panorama internacional.

La proyección de Bardo, primera película rodada en México por Iñárritu en su país natal, supuso su estreno oficial en salas en México en donde se proyectará en alrededor de 500 salas antes de ser exhibida en Netflix, la plataforma que la produjo.

En la ceremonia inaugural intervinieron junto a Iñárritu los tres fundadores del festival que arrancó su andadura un 3 de octubre de 2003 con un solo largometraje, proyectando cortometrajes y documentales principalmente, y que ha crecido exponencialmente desde 2007 en que comenzó su competencia de largometrajes de ficción.

Se trata del presidente del festival y de la multinacional de salas de cine Cinépolis, Alejandro Ramírez, el vicepresidente Cuauhtémoc Cárdenas Batel y la directora Daniela Michel.

Alejandro Ramírez recordó como a lo largo de los últimos años, paralelamente y acompañando al desarrollo del festival, creció la producción de cine mexicano y se multiplicaron sus figuras y Cuauhtémoc Cárdenas Batel destacó la importancia del cine “como una herramienta para construir un México en paz”.

También intervino la directora general del Instituto Mexicano de Cinematografía, el IMCINE, la cineasta María Novaro, quien elogió la trayectoria del Festival de Morelia, su aportación a la difusión del patrimonio cinematográfico mexicano entre el público del país, su selección y diversidad de películas y de cineastas.

A la gala asistieron rostros conocidos y destacados del cine francés y español como la directora francesa Claire Denis, el realizador español Fernando León de Aranoa y la actriz Maribel Verdú, así como el secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

También asistió en tanto que jurado de esta edición Ava Cahen, la nueva directora de la Semana de la Crítica, sección paralela del Festival de Cannes, con la que el Festival de Morelia tiene una alianza de exhibición bilateral.

En la edición de este año destaca la fuerte presencia femenina en la sección oficial en competencia por el premio a la mejor película. Ocho de los largometrajes seleccionados fueron dirigidos por mujeres.

El presidente del jurado es el oscarizado director polaco Paweł Pawlikowski.

Entre otros homenajes, el festival proyectará un ciclo de películas dirigidas por el gran director mexicano Alejandro Galindo. Se exhibirán además cinco películas clásicas mexicanas restauradas.

El festival de cine de Morelia concluirá el próximo domingo 29 de octubre.