Madrid, 16 de junio (Ibercine).- Varios de los cines más apreciados por los cinéfilos en España, el histórico cine Doré, de la Filmoteca Española, y los Renoir, comenzaron en los últimos días su reapertura coincidiendo con la relajación del periodo de cuarentena obligatorio decretado en España desde el 14 de marzo.

Este martes 16 de junio reabrió el cine Doré, el cine más antiguo de España en activo, con dos sesiones especiales: “Amanece, que no es poco” (José Luis Cuerda, 1989) y “Amanecer” (Friedrich W. Murnau, 1927).

El acto de reapertura estuvo encabezado por el ministro español de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes.

La sede de proyecciones de Filmoteca Española permaneció cerrada tres meses como consecuencia de la situación de emergencia sanitaria provocada por la COVID-19.

Para garantizar la seguridad sanitaria de los usuarios la institución preparó un detallado protocolo que entre otras medidas obliga al uso de mascarillas y reduce el aforo a un máximo del 25% de la capacidad de sus salas, precisó Filmoteca Española en un comunicado.

Desde el pasado fin de semana, progresivamente, comenzó la reapertura de algunas de las principales salas de la capital de España que se multiplicarán desde la próxima semana por Madrid y el resto de España, con la reapertura masiva de salas, como las de la cadena Yelmo, que comenzaron a reabrir progresivamente ya el pasado 12 de junio y continuarán desde la próxima semana, con restricciones de ocupación de aforo siguiendo las normas impuestas por las autoridades a las salas de cine en España, en donde llevan semanas prosperando los autocines.

En Madrid, el viernes en la noche fueron los cines Renoir los primeros en reabrir sus salas de la Plaza de España, que permanecieron cerradas durante tres meses por primera vez en más de 30 años de historia.

Los Renoir reabrieron con la proyección de “Invisibles“, de la directora Gracia Querejeta, quien asistió a las salas de los cines en el centro de la capital española acompañada de la actriz Emma Suárez.