Madrid, 13 de enero (Ibercine).- La actriz y cantante Victoria Abril, una de las llamadas “chicas Almodóvar” recibirá el Premio Feroz de Honor en reconocimiento a su “incomparable” trayectoria profesional, con cerca de un centenar de películas y una veintena de series de televisión.

La actriz recogerá el galardón en la ceremonia de los Premios Feroz 2021, que se celebrará el próximo 8 de febrero en el Teatro Auditorio Ciudad de Alcobendas, localidad madrileña que acoge la gala por segundo año consecutivo y que se retransmitirá en directo a través de YouTube.

“Nos resulta un auténtico privilegio que Victoria Abril haya aceptado el Feroz de Honor” declaró María Guerra, presidenta de la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE) que entrega estos galardones.

Victoria Abril “es una actriz inmensa y de inclasificable talento. Su carrera es el espejo mismo de las entrañas emocionales de las mujeres españolas a lo largo de varias décadas de nuestra historia. Victoria Abril ha interpretado como nadie la vulnerabilidad, la rabia y el poder, el placer y dolor de mujeres de toda clase y la fortaleza de sus personajes son la extensión de su carisma”, añadió Guerra.

“Ella misma es una fuerza de la naturaleza que nos ha emocionado en la pantalla, y también, a veces, nos ha hecho temblar como periodistas”, agregó la presidenta de los Feroz.

Victoria Mérida Rojas (Madrid, 4 de julio de 1959) debutó con 15 años en Televisión Española como una de las azafatas con gafas redondas del famoso programa “Un, dos, tres… responda otra vez”, de Chicho Ibáñez Serrador, pero inmediatamente, empezó a trabajar en el cine debutando en la película “Obsesión”, de Francisco Lara Polop.

A los 17 años rodó, junto a Sean Connery, “Robin y Marian” y en 1976 trabajó por primera vez con Vicente Aranda en “Cambio de sexo”.

Con Aranda rodaría un total de doce películas: “La muchacha de las bragas de oro” (1980), “El Lute: camina o revienta” (1987), “Amantes'(1991), con la que ganó el Oso de Plata a la mejor actriz en el Festival de Berlín, “Tiempo de silencio” (1986) o “Libertarias” (1996) entre otras.

En 1982, Victoria Abril se instaló en París y donde empezó otra carrera en cine y televisión que le ha valido varias nominaciones en los Premios César de la Academia del Cine francés y una gran popularidad gracias a series como “Clem”, que estuvo nueve temporadas en antena batiendo récords de audiencia.

En España, de nueve nominaciones a los Goya, logró la estatuilla como mejor actriz protagonista con “Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto”, (1995) de Agustín Díaz Yanes, con la que también ganó la Concha de Plata del Festival de San Sebastián.

Otros directores españoles como Borau, Berlanga, Chávarri, Camus, Gutiérrez Aragón, Armiñan, Félix Rotaeta o Rafael Monleón la eligieron para sus películas antes de convertirse en “chica Almodóvar”.

Tras hacer un pequeño papel en “La ley del deseo” (1987), con el cineasta manchego Pedro Almodóvar rodó “Átame” (1989), “Tacones lejanos” (1991) y “Kika” (1993).

Tras años distanciados, Victoria Abril se subió al escenario en la pasada edición de los Premios Feroz en Alcobendas para entregar al director su premio a la mejor película dramática por “Dolor y gloria”.

Antes de Victoria Abril, han recogido el Premio Feroz de Honor: José Sacristán, Carlos Saura, Rosa María Sardà, Chicho Ibáñez Serrador, Verónica Forqué, José Luis Cuerda y los hermanos Julia y Emilio Gutiérrez Caba.

Los Premios Feroz están organizados por la AICE, grupo plural de más de 230 periodistas y críticos dedicados a informar sobre cine en televisión, radio, prensa e Internet de toda España.

Los galardones se entregan desde 2014 para destacar a lo mejor de la producción audiovisual española del año.