David del Río. Cannes (Francia)

21 de mayo (Ibercine).- La sala Buñuel del Palacio de Festivales de Cannes acogió el domingo la proyección de una versión restaurada del clásico mexicano del humor negro “El esqueleto de la señora Morales”, de Rogelio A. González, que recibió muchos aplausos y risas de público de todo el mundo en su estreno en el principal festival del planeta.

“Me ha encantado. Qué humor tan amargo. Bravo. Qué políticamente incorrecta. Me reí mucho” fueron algunos de los comentarios del público de distintos países durante el pase, que registró una buena entrada.

La película de 1960, protagonizada por Arturo de Córdova y la actriz española Amparo Rivelles, se exhibió en la sección Cannes Classics, dedicada a exhibir “joyas” restauradas de la cinematografía mundial.

El responsable de Distribución de la Cineteca Nacional, Alejandro Grande, presentó la función junto al director de Cannes Classics, Gérald Duchaussoy.

Grande explicó al auditorio que la película fue rodada a finales de la edad de oro del cine mexicano y destacó que tuvo mucho éxito de crítica y público en su estreno en México.

Enmarcada en un matrimonio en crisis y con un tono anticlerical, cuenta la historia de un taxidermista que diseca animales enfrentado a su esposa, ultra-católica, que rechaza la separación que su esposo le pide ante la situación insostenible de la pareja.

El director de Cannes Classics y Alejandro Grande agradecieron a la Cineteca Nacional y a la directora del Festival de Morelia, Daniela Michel, quien asistió a la proyección, su ayuda para organizar el pase en Cannes.

La restauración digital de la película fue realizada por el Laboratorio de Restauración Digital de Cineteca Nacional, en colaboración con América Móvil y Claro Video, a partir de una copia positiva de 35 milímetros conservada en las bóvedas de la Cineteca.

En la versión restaurada se realizó un flujo de trabajo digital de estabilización de imagen, sonido y color reportaron fuentes de la restauración de la película, filmada en blanco y negro.

La víspera el gran director mexicano Alfonso Cuarón expresó en Cannes su deseo de participar en la función para ver la película por primera vez en pantalla grande aunque finalmente no pudo asistir.

De Niro llama “estúpido” a Trump en Cannes

El gran actor estadounidense Robert De Niro arremetió en Cannes contra el ex presidente de los Estados Unidos Donald Trump, al que calificó de “estúpido”.

De Niro criticó a Trump durante la conferencia de prensa de una película sobre los asesinatos masivos en Estados Unidos de indígenas del pueblo autóctono de los Osage, «Killers of the Flower Moon», de Martin Scorsese, pre-estrenada el sábado a nivel mundial en Cannes.

El actor, que ganó con Scorsese la Palma de Oro de Cannes en 1976 con la mítica “Taxi driver”, mencionó el caso de racismo de George Floyd en Estados Unidos y de los nazis que se establecieron en Latinoamérica tras la Segunda Guerra Mundial y dijo que “hay que permanecer alerta” ante la amenaza del racismo y el extremismo que se cierne sobre el planeta.

E hizo un paralelismo entre Trump y su personaje en la película, un traidor del pueblo de los Osage, al que parte de la comunidad indígena le perdonó pese a que fue el cerebro intelectual de varios crímenes contra la comunidad indígena del Estado de Oklahoma.

“Hay gente que creen que pueden hacer un buen trabajo. Como Trump. Es una locura” comentó el veterano actor coprotagonista de la cinta junto a Leonardo DiCaprio.

Durante la conferencia de prensa, en la que participó el actual jefe de la comunidad  de los Osage, el jefe “Oso de pie”, también salieron a colación otras cuestiones espinosas como la guerra de Ucrania.

Cuestionado por la prensa por su opinión sobre el conflicto, Martin Scorsese, afirmó que es necesario “apoyar a un país que intenta aproximarse de la democracia”, en referencia a Ucrania.

El director fue muy elogiado ante la prensa internacional por Leonardo DiCaprio, uno de sus actores fetiche y coprotagonista de la película que subrayó la “ “influencia” de Scorsese en su trabajo actoral.

“Es un maestro” dijo de él DiCaprio reconociéndole su “respeto y admiración” entre otros múltiples elogios.

«Killers of the Flower Moon» era tal vez la película más esperada del festival y no defraudó en sus casi tres horas de duración.

La cinta cuenta los asesinatos en serie de miembros de la comunidad de los Osage en el Estado de Oklahoma en los años veinte, en los que los Osage se hicieron millonarios debido al descubrimiento de petróleo en sus tierras ancestrales.

El largometraje, muy aplaudido en Cannes, tiene una vocación además de homenaje y de dar a conocer la historia olvidada del pueblo, que sufrió una oleada de asesinatos para tratar de arrebatarles sus propiedades petrolíferas, un caso revelado por una investigación federal que narra en parte la película.