París, 5 de julio (Ibercine).- Tras un año de ausencia, el Festival Internacional de cine de Cannes, inaugura mañana su 74 edición, la primera tras la anulación del año pasado por la pandemia, con menos acreditados, más películas y medidas de prevención de contagios que afectan incluso a su mítica alfombra roja.

En conferencia de prensa este lunes en Cannes, el delegado general del certamen, expresó su “emoción” por el regreso del festival tras un año muy difícil.

A principios de año “pensamos que el festival no se celebraría pero aquí estamos” comentó Frémaux, el máximo responsable de programación de Cannes y su cara más conocida.

Pero el efecto y la amenaza de la pandemia planearán sobre el festival que se ha “vacunado” contra la pandemia con una de las mayores programaciones de películas de su historia, y con nuevas secciones.

Se calcula que este año participará en el festival de la Costa Azul treinta por ciento menos de los hasta cuarenta mil acreditados de algunas ediciones.

Algunos participantes, procedentes de países de fuera de la Unión Europea, algunos de Argentina y de otros países de América Latina, han hecho cuarentenas previas en otros países para poder ingresar en Francia y asistir al festival.

El certamen ha previsto un laboratorio para realizar test masivos a sus participantes y para ingresar en el Palacio de Festivales, su sede.

Y en la alfombra roja Frémaux y el presidente del festival, Pierre Lescure, recibirán a las estrellas y cineastas participantes con mascarillas, de las que los invitados solo se desprenderán para posar ante los fotógrafos.

El mayor festival del mundo, que este año inaugura además un sistema digital más amplio de reserva de películas, comenzará mañana martes con el director Spike Lee como presidente del jurado que concederá la Palma de Oro el próximo sábado 17 de julio, día de clausura.

Queremos “hacer un buen festival y defender el cine” subrayó Frémaux hoy a la prensa como el gran objetivo de la edición de este año, que entre todas las particularidades que tiene, se celebra además dos meses más tarde de su periodo habitual, en el mes de mayo.