El director colombiano Ciro Guerra (Foto: David del Río)

Por Edelmiro Franco (Colombia)

Bogotá, 3 de julio (Ibercine).- En representación del director de cine Ciro Guerra, la firma de abogados Triana, Uribe & Michlensen, inició acciones legales en Colombia contra dos periodistas que acusaron de acoso sexual al cineasta colombiano, informó en un comunicado el bufete de abogados.

El pasado 24 junio Catalina Ruiz Navarro y Matilde Londoño Jaramillo publicaron las acusaciones contra Guerra, uno de los directores colombianos con mayor proyección internacional en la última década, en la revista “Volcánicas” y en sus respectivas redes sociales en una información titulada: “Ocho denuncias de acoso y abuso sexual contra Ciro Guerra”.

En respuesta, la defensa del director de cine, cuya película “El abrazo de la serpiente” (2015) estuvo nominada al Óscar, informó que “inicia las acciones legales pertinentes a efectos de proteger y restablecer los derechos a la honra, dignidad y buen nombre del cineasta, que se han visto gravemente afectados por las aseveraciones de las periodistas, difundiendo la culpabilidad de (Ciro) Guerra Picón con fundamentos en unas acusaciones que, de acuerdo con lo manifestado por ellas, se estarían realizando en su contra por personas con identidades supuestas”.

Los abogados del cineasta solicitaron que los tribunales de justicia protejan los derechos fundamentales de Ciro Guerra “más aún cuando conforme lo señalado en las diferentes publicaciones por las periodistas antes citadas, ratifican ellas que pretenden acusarlo públicamente sin tener la intención de emprender ninguna acción legal en su contra”.

“Los medios han cumplido siempre una labor informativa digna de todo nuestro respeto, pero en lo que no debe caerse es en convertirlos en un escenario de linchamiento público en el cual se pretenda desarrollar una suerte de justicia por propia mano, más aún cuando se ventilan graves acusaciones que requieren un riguroso protocolo investigativo”, afirmaron.

La Constitución Política (de Colombia) “establece como derecho fundamental el debido proceso, que garantiza que las personas solo puedan ser declaradas culpables por hechos de carácter delictivo, mediante sentencia declarada por las autoridades judiciales competentes y en respeto pleno de su derecho de defensa, amparando la presunción de inocencia que lo cobija y que debe ser respetada en todo contexto y por todas las personas”, agregaron en su defensa los abogados de Ciro Guerra.

La defensa del cineasta argumentó que “bajo ninguna situación y mientras no exista una sentencia en firme, se pueda hacer referencia a una persona en uso de calificativos dirigidos a identificarla como responsable de cualquier conducta delictiva, en tanto, insistimos, no exista un respaldo judicial definitivo que así lo haya determinado. Cualquier actuación en contrario, implica una conducta abusiva y contraria a derecho, causante de un perjuicio al buen nombre, dignidad y honra de la persona contra quien se dirigen esas actuaciones”.

Los letrados precisaron que con su alegato en defensa del director de cine no pretenden “discutir el ejercicio de la libertad de información ni tampoco la labor periodística” de las comunicadoras que publicaron la información.

“Los medios han cumplido siempre una labor informativa digna de todo nuestro respeto, pero en lo que no debe caerse es en convertirlos en un escenario de linchamiento público, en el cual se pretenda desarrollar una suerte de justicia por propia mano, más aún cuando se ventilan graves”, subrayó la firma de abogados en su comunicado.

La semana pasada el director, un asiduo de los principales festivales y de reconocimiento internacional y ganador del Premio Platino 2016 a la Mejor Dirección, entre otros, rechazó las acusaciones periodísticas, afirmó no haber “cometido ninguno de esos crímenes” y anunció que acudiría a vías legales.