Por Adela Mac Swiney González

Tudela, 15 de julio Julio (Ibercine).- Productores y autoridades del sector audiovisual español demandaron hoy una estrategia para la “reactivación inminente” de las salas de cine en medio de la crisis derivada de la pandemia y la voluntad política del Estado para sumarse a ella.

En el marco de la tercera edición del festival de cine y series “Lo que viene”, organizada por la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE) que encabeza la periodista María Guerra y que se celebra en Tudela, Navarra, norte de España, desde hoy y hasta el 17 julio, quedó de manifiesto la necesidad de impulsar una estrategia para llevar al cabo la reconstrucción del sector audiovisual tras la pandemia.

La directora general del Instituto de la Cinematografía y de las Artes audiovisuales (ICAA), Beatriz Navas, aseguró que “nos toca poner sobre la mesa las inquietudes que tenemos ahora, pero también hay que ser visionarios, es importante que las estructuras culturales resistan y aprovechen este momento para relanzarlas, fortalecerlas”.

Los focos del encuentro, en el que también participaron Estela Artacho, presidenta de la Federación de Distribuidores Cinematográficos (Fedicine) y Álex Lafuente (Bteam Pictures), Pilar Benito (Morena Films), Adolfo Blanco (A Contracorriente) y Emma Lustres (Vaca Films) fueron el temor de los espectadores a volver a las salas de cine y la dependencia del cine americano de las salas de España.

Navas hizo hincapié en que “de manera más inminente nos tenemos que poner con la reactivación de las salas. Que la gente vea las salas como un lugar seguro” y los demás participantes agregaron que esa seguridad es mayor incluso que la que tienen los ciudadanos que van a restaurantes o viajan en avión, tren o autobús.

“Hemos hablado con las productoras para dar toda la flexibilidad, ampliando el plazo y la intensidad de las ayudas dentro del marco europeo de ayuda” comentó Navas.

La directora del ICAA estimó que pese a que el Estado de Alarma que vivió España por el coronavirus paralizó los procesos administrativos, “hemos podido sacar diversos apoyos entre ellos a los festivales, a rodajes que se habían parado y nos han pedido muchas solicitudes para coproducciones, sobre todo con Europa ya que hay muchos países aún con alta incidencia del virus y no sabemos cómo se va a resolver el tema de fronteras”.

Estela Artacho, presidenta de Fidecine, destacó de su lado que antes de la pandemia, se había registrado un crecimiento del siete por ciento, en 2019, en la asistencia a las salas de cine, pero con el cierre de las mismas, “todo ha sido un desastre”, aunque desde el primer minuto se ha trabajado en la recuperación.

“La gente ha estado viendo cine y series en casa, pero necesitamos que se quiera volver a disfrutar de la experiencia de las salas, el cine es un lugar seguro pero también hay que comunicar que hay producto y que ya se están ofreciendo estrenos en las salas de cine”, dijo.

Insistió en que “el cine cuenta con todas las medidas sanitarias, de seguridad, exhaustivas, para que la gente pueda ir, es importante recuperar la confianza de los espectadores” y añadió que las salas de cine tienen una seguridad “que ya quisieran los aviones”.

Ema Lustres, productora de Vaca Films resaltó que el audiovisual forma parte casi inseparable de la vida de las personas y durante el confinamiento se consumió más cine y series que nunca, pero “la gran preocupación es la de que sobrevivan las salas de cine y por ello es fundamental hacer una campaña de que el cine es seguro, yo voy al cine, todos vamos al cine”.

También lamentó que aunque hay estrenos “no hay películas buques insignia y es necesario que la promoción vaya en dos sentidos: el producto, es decir, la calidad de la película, y la seguridad de las salas. Para nosotros, cada película es vital, impulsar las películas es vital pero también que el público las vaya a ver”, concluyó.