Madrid, 19 de julio (Ibercine).- Autor de ocho novelas que fueron adaptadas al cine, el escritor, periodista y guionista Juan Marsé, considerado como uno de los autores más jóvenes de la “Generación de los 50” y Premio Cervantes 2008, falleció hoy en Barcelona a los 87 años de edad.

Marsé, uno de los grandes nombres de la literatura española y cuya figura es interpretada por el actor Alex Brendemühl en la película “El cónsul de Sodoma”, de Sigfrid Monleón, basada en la vida del poeta Jaime Gil de Biedma, falleció en el Hospital de Sant Pau de la capital catalana, al noreste del país.

Tras dedicarse al oficio de joyero, Marsé trabajó durante algún tiempo en la revista barcelonesa de cine “Arcinema” e inició su carrera literaria en 1958 para al año siguiente instalarse en París, ciudad en la que residió hasta 1962, pero a su regreso a Barcelona colaboró con el mundo publicitario, con el  mundo editorial y también con el de la cinematografía, como guionista.

Como periodista, además de su etapa en la revista Arcinema, fue redactor jefe de la revista Bocaccio y colaborador de la revista Por favor, en la que llegó a ocupar el puesto de jefe de redacción.

Marsé escribió quince novelas, de las cuales ocho fueron adaptadas al cine:La oscura historia de la prima Montse” (1977), dirigida por Jordi Cadena; “Últimas tardes con Teresa” (1984), de Gonzalo Herralde; “Doménica” (2001), adaptación de “Ronda del Guinardó”, dirigida por Wilma Labate y “El embrujo de Shanghai” (2002), de Fernando Trueba, la adaptación que más le gustó de sus novelas o la única según fuentes cercanas al escritor.

Asimismo, el cineasta catalán Vicente Aranda llevó al cine cuatro de las novelas de Marsé: “La muchacha de las bragas de oro” (1980), “Si te dicen que caí” (1989), “El amante bilingüe” (1993) y “Canciones de amor en Lolita´s Club” (2007).

Barcelona, su ciudad natal, ocupa un papel protagonista en la obra de Juan Marsé, con sus diferentes barrios (en especial su barrio, El Guinardó), sus diferentes ambientes y clases sociales, en la época contemporánea o ambientadas en los años de niñez y adolescencia del autor.

Representantes del mundo de la cultura, dirigentes políticos y el director de cine Juan Antonio Bayona, entre muchíaimos otros, lamentaron el fallecimiento de Marsé.

El director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, manifestó de su lado su honda tristeza por la muerte del escritor. “Los recuerdos, la admiración, los libros, no consuelan de la pérdida del amigo. Muerte, muerta seas, muerta y malandante”, dijo.