Madrid, 14 de diciembre (Ibercine).- La película argentina “1982”, de Lucas Gallo, ganó el premio a Mejor Película de la Sección Oficial de la 10ª edición del Festival Márgenes de cine independendiente de Madrid que con 16 títulos procedentes de Argentina, Colombia, Chile, Panamá, Bolivia, España y Portugal volvió a apostar un año más por el cine iberoamericano más audaz y rompedor.

El jurado de la Sección Oficial, integrado por la crítica y comisaria Ela Bittencourt, el catedrático de cine y estudios culturales españoles en la Universidad de Illinois Steven Marsh y el cineasta Víctor Moreno calificó a la película ganadora como “un montaje ingenioso y hábil que presenta y enseguida desenmascara el teatro político de la opinión pública”.

Todo ello “hace que ‘1982’ sea no sólo una investigación impactante de un momento histórico concreto, sino una película de gran relevancia para el espectador de hoy”, comentó el jurado.

En “1982”, la utilización del archivo de televisión construye un contundente discurso contra la dictadura militar argentina durante la guerra de las Malvinas, destacó el jurado.

El jurado concedió además una Mención Especial para la película española “Los continentes”, de Pedro Kanblue.

Se trata, señaló el jurado, de una película “que fragmenta los recuerdos y que pone de relieve que cualquier instante, por intrascendente que sea, se vuelve revelador de quiénes somos”.

“Los continentes” fue también la película ganadora del Premio del Público que han otorgado los espectadores mediante sus votaciones a través de la página web del certamen.

Por su parte, el jurado de la Sección Escáner, una de las grandes apuestas del festival que demuestra la pluralidad de perspectivas de los creadores contemporáneos de España, decidió otorgar el Premio a Mejor Película de la Sección Escáner a “Los Inocentes”, de Guillermo Benet.

Esto, “por conseguir una acertada e inusual unidad estética que incorpora la forma al contenido de la película favoreciendo así el potencial argumental de la misma”.

Los directores del festival “Márgenes”,  Annamaria Scaramella y Diego Rodriguez Blázquez afirmaron sobre el décimo aniversario del certamen, que duró tres semanas y en el que se exhibió medio centenar de películas, que fue “la culminación de una trayectoria de diez años al servicio de los creadores y creadoras del cine independiente más libre y de mayor calidad proveniente de España, Portugal y Latinoamérica”.

En un comunicado comentaron que el festival ha sido desde sus inicios un lugar de protección y visibilidad para estas producciones que expanden las fronteras del cine, explorando el lenguaje y las formas fílmicas e inventando nuevos sistemas de producción.

“En un año tan especial y complicado, nos sentimos muy afortunados de haber podido mantener parte de las proyecciones en cines”, dijeron y añadieron que  el online forma parte del ADN de Márgenes, donde se cuenta además con una propia plataforma de exhibición.