París, 2 de septiembre (Ibercine).- En el marco de la jornada inaugural de la 79 edición del Festival de cine de Venecia, el director mexicano Alejandro González Iñárritu estrenó “Bardo, falsa crónica de unas cuantas verdades”, la primera y esperada película que rueda en México en más de 20 años.

El filme, que compite por el León de Oro de Venecia, “es una biografía emocional que no pretende ser verdadera, sino honesta” explicó Iñárritu en la conferencia de prensa de la película, que dura casi tres horas.

La cinta, que protagoniza el veterano actor hispano-mexicano Daniel Giménez Cacho, muy aplaudido en Venecia, cuenta la historia de un exitoso periodista que regresa a México, su país natal.

“México es un estado mental para mí” comentó Iñárritu quien durante la rueda de prensa recordó que el primero de septiembre de 2001 dejó su país y se instaló con su familia en Los Angeles.

Pese a los recuerdos y miedos personales que muestra, el oscarizado realizador rechazó que la película sea “autobiográfica”.

La película fue producida por Netflix pero será estrenada también en salas cinematográficas por lo que Iñárritu agradeció “la generosidad” de la plataforma.

“Agradezco el apoyo y la libertad absoluta que me han concedido” añadió el cineasta, que hacía siete años que no rodaba un largometraje y que en el estreno de Venecia estuvo acompañado de su esposa e hijos.

La película compite con otras 21 en la sección oficial del Festival Internacional de cine de Venecia cuyo jurado preside la actriz estadounidense Julianne Moore y que anunciará su palmarés el próximo 10 de septiembre.