México, 27 de marzo (Ibercine).- Entre empleos directos e indirectos, la crisis sanitaria del coronavirus está afectando a alrededor de 225.000 trabajadores del sector cinematográfico estimó la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine) de México.

En un comunicado, la cámara que agrupa a productoras, distribuidoras, exhibidores y prestadores de servicios relacionados con el cine en México, subrayó que el daño “inminente” a la industria cinematográfica es “incalculable”.

“Al día de hoy, se ha detenido prácticamente en su totalidad la filmación y producción en nuestro país, afectando aproximadamente a 25,000 personas. Las distribuidoras se han visto afectadas por el aplazamiento indefinido de estrenos y los exhibidores se vieron obligados a cerrar la totalidad de sus operaciones, poniendo en riesgo alrededor de 50,000 empleos directos y 150,000 indirectos. Estas afectaciones repercuten directamente en todos los proveedores de nuestra cadena de valor”, informó la Canacine en un comunicado de balance sobre la crisis en el sector en México derivado de la pandemia.

En el boletín, la Canacine y sus asociados hicieron un llamamiento “respetuoso” a las autoridades mexicanas para “adoptar todas las medidas necesarias para que, junto con la industria cinematográfica y audiovisual mexicana, logremos superar estos enormes retos”.

En particular, la cámara pidió que las autoridades aprueben prórrogas y facilidades para la presentación de declaraciones fiscales, realicen deducciones de prestaciones laborales, suspendan impuestos sobre nómina, concedan créditos gratuitos o con tasas reducidas, entreguen vales de cultura y pasada la contingencia se activen estímulos de apoyo a la producción cinematográfica.

“A lo largo de muchos años, nuestra industria ha sido reconocida por la gran calidad y el talento de las personas y empresas que la conformamos. Desafortunadamente, la nueva realidad que hoy enfrentamos nos obliga a replantear el rumbo y a hacerle frente de manera responsable” resalta el comunicado.

De acuerdo a estimaciones, cada fin de semana, en México, se venden alrededor de 30 millones de boletos y se alcanza una taquilla cercana a 200 millones de pesos, (7,7 millones de euros, 8,5 millones de dólares).

Las dos principales cadenas de distribución cinematográfica en México, Cinépolis y Cinemex anunciaron el cierre indefinido de sus salas.

En México existen más de siete mil salas de cine.