David del Río. Marrakech (Marruecos)

19 de noviembre (Ibercine).-La película portugesa “Alma Viva” de Cristèle Alves Meira ganó el Premio del Jurado del Festival Internacional de cine de Marrakech que concluyó el sábado su decimonovena edición, la del retorno luego de dos años de ausencia por pandemia.

El filme luso compartió el premio, ex aequo, con la marroquí “The Blue Caftan”, de Maryam Touzani, anunció el gran cómico franco-marroquí Gad el Maleh, quien entregó el premio.

La directora y la niña protagonista de la cinta recogieron el premio en la ceremonia de clausura celebrada en el Palacio de Congresos de Marrakech.

La película cuenta la historia de una niña, Salomé, que pierde a su abuela quien fallece repentinamente desatando una crisis familiar.

La cinta portuguesa fue muy aplaudida y la única de las tres iberoamericanas que obtuvo un reconocimiento en la edición de este año cuyo jurado estuvo presidido por el director italiano Paolo Sorrentino.

Aparte de la película portuguesa dos películas latinoamericanas fueron seleccionadas en competencia por el festival marroquí aunque no formaron parte del palmarés final.

Se trata de la mexicana “Zapatos rojos” de Carlos Eichelmann Kaiser y de la brasileña “Cançao ao longe” de Clarissa Campolina.

La película iraní “A tale of Shemroon” fue la ganadora de la XIX edición del Festival Internacional de cine de Marrakech, un certamen especializado en la selección de primeras y segundas películas.

En plena ola de protestas en Irán por los derechos de las mujeres, el director de la cinta, el iraní Emad Aleebrahim Dehkordi, dedicó a las mujeres de su país el reconocimiento.